Como aliviar los dolores musculares

Los dolores musculares pueden tener distintos orígenes, entre los más comunes se pueden mencionar el estrés, caídas, un mal movimiento, ejercicios, tensión muscular y hasta la gripe, entre otros.  Muchas veces este dolor que puede comenzar de alguna manera leve es capaz hasta de incapacitar a la persona que lo sufre, afectando así su calidad de vida.

Aliviar el dolor es supremamente necesario y gracias a la naturaleza se puede hacer sin recurrir a tratamientos médicos.

Así se puede aliviar el dolor muscular usando remedios caseros

A continuación, se describen algunas opciones naturales para aliviar los dolores musculares, sin embargo; se debe acudir al médico para determinar cuál es la causa del dolor y así evitar daños mayores.

En principio es necesario relajar los músculos y para esto el agua caliente es lo más recomendado.  Utilizar la bolsa de agua caliente, colocarse compresas o tomar una ducha es lo mejor para desinflamar y aliviar tensiones.  El agua debe estar lo más caliente que se pueda, siempre y cuando se pueda soportar.  También las compresas de vinagre de manzana, son una muy buena opción.

En contraste con el agua caliente, el hielo también ayuda a calmar el dolor muscular.

Hay oportunidades donde el dolor se hace más fuerte y puede ser por la falta de potasio.  Nada mejor que tomar una infusión de plátano para desinflamar y por ende disminuir el dolor.

 

Si el dolor es consecuencia del estrés, nada mejor que una infusión de valeriana.  Esta además de ayudar a cambiar el dolor, es muy efectiva para relajar el cuerpo y bajar la tensión mental.  Por su efecto sedante, es recomendable tomarla solo en las noches.

Otra opción, es la de realizar suaves masajes con aceites esenciales.

Los movimientos también ayudan a calmar los dolores musculares

Cuando se hace ejercicio, los estiramientos son necesarios antes y después de realizarlos.  De esta manera se evitan posibles lesiones y se previenen los intensos dolores musculares.

Cuando los músculos están adoloridos, necesitan de proteín as, carbohidratos y grasas para recuperarse.  Se recomienda beber mucha agua para evitar la deshidratación y por ende evitar los dolores y los calambres.

Si el dolor es causado por alguna rutina de ejercicios, se recomienda seguir con la misma pero con mucho menos intensidad, de esta manera se ayuda a los músculos a estirarse.

Caminar y hacer ejercicios ligeros también contribuyen a disminuir el dolor muscular.

Si el dolor es muy intenso y se desea acelerar la recuperación, se recomienda la terapia de calor y frío.  Esto es alternar las compresas que se coloquen en el musculo adolorido, entre agua caliente y hielo.

 

 

 

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *