Cómo mantener un cabello sano y fuerte (sin químicos)

En ocasiones, no tratamos a nuestro cabello tan bien como se merece. Lo sometemos a tintes abrasivos, temperaturas demasiado altas o tratamientos de dudosa calidad. Puede que con el paso de los años nos vayamos dando cuenta de la importancia de mantener a raya la salud capilar, utilizando productos más adecuados para un pelo sano.

Es recomendable tomar cartas en el asunto antes de que sea demasiado tarde, por lo que la prevención es un arma que debemos tener en cuenta si no queremos perder brillo o acelerar la caída del pelo. Una limpieza adecuada o el uso de productos naturales para el cabello son dos de los pilares fundamentales.

La acumulación de producto

En este apartado tratamos sobre la acumulación gradual de residuos que se incluyen en muchos de los productos para el cabello. Estas partículas se suelen acumular en el cuero cabelludo. Seguro que alguna vez habéis utilizado productos de belleza como geles y cremas para el peinado, lacas, espumas o algunos champús y acondicionadores.

Con el tiempo, la acumulación de este tipo de productos puede obstruir los folículos pilosos. Esto hace que se bloqueen los nutrientes, impidiendo el crecimiento natural del cabello. Por lo tanto, el exceso de acumulación de producto interfiere negativamente en el desarrollo del sistema capilar, lo que significa que es muy importante limpiar adecuadamente, la acumulación de producto para evitar irritaciones, eccema, dermatitis seborreica o caspa.

¿Cómo evitar la acumulación de producto?

Con esto no queremos decir que todos los productos para el pelo sean malos. Muchas veces nos ayudan a mejorar su aspecto o suavidad. El problema surge cuando dejamos estos productos en nuestro cabello durante demasiado tiempo sin lavarlos. Algunas señales que nos alertan de que algo no estamos haciendo correctamente:

  • Cabello fino, con aspecto seco.
  • Falta de brillo.
  • Cabello graso que no parece limpiarse después de usar champú.

Por ejemplo, puedes lograr una limpieza profunda, y revertir la pobre situación de tu pelo, a través de medios naturales. Habrás leído una larga lista de recetas caseras para cuidar el aspecto capilar, pero también son efectivos algunos champús y tratamientos naturales para el cuidado del cabello.

Consejos para un cabello sano

Como apuntábamos anteriormente, el peinado con calor o los tratamientos químicos y de color suelen reducir el brillo y la fuerza de nuestro cabello. Ahora puedes recurrir a diferentes alternativas, a la mano de cualquiera, para fortalecer, nutrir y proteger la estructura adecuada de tu pelo.

  • Productos naturales para un pelo sano

No es necesario que prescindas de los tintes para el pelo o de acondicionadores que le aportan suavidad. Hoy en día existe una extensa gama de productos naturales que son tan efectivos como los que están elaborados a base de químicos. En cambio, estos son mucho más nutritivos para tu salud capilar.

Además, la incorporación de un aceite esencial puede ayudar a suavizar y reducir el encrespamiento. Es hora de que entren en el mundo de los aceites naturales (argán, marula, ricino), estos los puedes usar a diario en las puntas o en el tallo del cabello, como tratamiento profundo antes de aplicar el champú, que se recomienda que sea también ecológico o natural.

  • Alimentos recomendados

No debemos perder de vista la nutrición interna, ya que es la que sienta las bases para la salud general y el crecimiento óptimo del cabello. De hecho, una dieta rica en verduras de hoja verde y frutas ricas en antioxidantes favorece la función normal de las células del cuerpo.

Cabe destacar que la estructura del cabello está compuesta principalmente por proteínas. Por lo tanto, es recomendable incorporar proteínas densas en nutrientes y ácidos grasos esenciales en tu dieta. Además, el boniato, las lentejas, las nueces de Brasil o las frutas cítricas ricas en vitamina C son otros alimentos a los que tu salud capilar puede sacar rendimiento.

  • Evita el calor

Si tus problemas capilares van más allá de los productos que usas para el cuidado de tu cabello, debes protegerte de la luz solar para no quebrar el bienestar de tu pelo. Usa un sombrero o ingredientes protectores que ayuden a evitar que las hebras incurran en daño oxidativo del sol.

Por otra parte, es importante evitar el peinado con calor, como el uso de secadores, planchas o rizadores. En caso de utilizar este tipo de artículos eléctricos, aplica con anterioridad en tu cabello un producto especial protector contra el calor.

Leave a Reply

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *